09 marzo 2007

La oracion es la llave que abre....


La oración es la llave que abre la puerta a niveles de conciencia más profundos, a la vez que ayuda al individuo a entender su propia relación con Dios. Se nos invita a buscar, a llamar a la puerta y a pedir ayuda.

La oración ocupa un lugar muy destacado dentro de las enseñanzas de todas las religiones, pues en sus escritos sagrados nos dicen que la oración es comunión con Dios y puede convertirse en una fuerza espiritual que nos ayude o nos dé mayor conocimiento.

Las oraciones han sido reveladas para nuestra ayuda, para orar por la unidad, las familias, la salud, para adquirir cualidades espirituales, etc. Se nos exhorta a orar por nuestra propia evolución, por nuestras familias y por toda la humanidad. Al rezar se alcanzan nuevos niveles de conciencia.

Incluyo una oración que a mi me gusta mucho:

¡Oh Dios! Refresca y alegra mi espíritu. Purifica mi corazón. Ilumina mis poderes. Dejo todos mis asuntos en tus manos. Tú eres mi guía y mi refugio. Ya no estaré triste ni afligido; seré un ser feliz y alegre.
¡Oh Dios! Ya no estaré lleno de ansiedad, ni dejaré que las aflicciones me atormenten, ni persistiré en las cosas desagradables de la vida.

¡Oh Dios! Tú eres más amigo mío que yo lo soy de mí mismo. A ti me consagro, oh Señor.
Abdu'l-Bahá

1 comentario:

Mendocita dijo...

La oración también es, en palabras de Mahoma, como una escalera suspendida entre el cielo y la tierra. La oración de Abdu'l-Bahá es muy hermosa y nos da ánimos para seguir adelante. Por medio de la oración sabemos la razón de nuestra existencia porque Dios nos enseña que "Soy testigo, Oh mi Dios, de que tú me has creadp para conocerte y adorarte.